Cruzando fronteras: Costa Rica – Panamá

“¡Estoy en Panamá!”.

Caminando sobre el puente del Sixaola, el río que señala que estás cruzando la frontera entre Costa Rica y Panamá, caí en cuenta de dónde estaba:  Panamá. Cruzando un paso fronterizo, otra vez.  Es que ese institnto de ir un poco más allá es tan adictivo cuando se está con la vida en una mochila al hombro.

A9A3B31B-C3C1-4F1C-A4E9-44C09769492C
Puente Sixaola. Cruce de frontera Costa Rica – Panamá

Hace tres años llegué sin proponérmelo mucho a Costa Rica, recorrí un par de playas y supe que volvería algún día. Casi al regresar a Chile después de poco más de tres meses, estaba sentada en un hostal en Puerto Viejo siendo tentada por un grupo de viajeros “Vamos a Bocas del Toro y volvemos en tres días”. (Ahora que escribo parece que todo sucede en tres: tres años, tres meses, tres días. Hoy estoy en un viaje de tres semanas, ja).  El viaje anterior ya venía alargado como un chicle. El día que aterricé en San José debía hacerlo en Santiago de Chile pero yo aún no me sentía preparada para el regreso, seguir a otro cruce de frontera ya lo sentía como mi perdición económica y emocional, ¿Cómo iba a reunir las fuerzas para volver si me maravillaba con un país más?. Desde entonces Panamá quedó en mi vista, especialmente Bocas del Toro.

Esta vez, tras pasar una semana familiar en Guanacaste, agarré mochila y me fui directamente a Puerto Viejo con la intención de esta vez sí, llegar a Panamá.

En Puerto Viejo contraté un “shuttle por 25 USD. Primero, el viaje es por tierra desde Puerto Viejo hasta Sixaola, ahí se debe pagar el impuesto de salida de Costa Rica (8 USD), pasar por migración y luego cruzar el Puente Sixaola a pie. Al otro lado, se debe ir directamente a migración con pasaje de salida de algún país de la región. En mi caso, llevaba el pasaje de regreso a Chile desde San José de Costa Rica (lo mostré desde el celular). Lo bueno de contratar el servicio completo desde Puerto Viejo es que alguien te espera en la frontera y ayuda a hacer todos estos trámites hasta dejarte en el vehículo va desde Guabito (Panamá), hasta Puerto Almirante donde sale la lancha que lleva hasta la Isla Colón en Bocas del Toro.

A mí me acompañó Sugar, cruzamos junto a Tibo, quién ya había salido hace tres meses de Bélgica y aún le quedaban 9 meses más de viaje. Sugar nos capacitó en el lenguaje caribeño de Panamá. “Yo te digo: ¿Qué sopá, mami” y tú me respondes: “Cool papi ✌🏽😎”.

58D19980-6593-427C-A0FA-4F0000DF09E1
Sobre el Puente Sixaola.