Archivo de la etiqueta: La Paz

La Paz – Copacabana

Yo vi el Chungará por la ventana. Estaba apunada a pesar de mi medio litro de agua de coca. El dolor de cabeza empezaba a aparecer, no quería moverme ni para respirar, que por cierto era lo que más necesitaba, pero ya estábamos en la Aduana, así que debí bajar, poner los más de 15 kilos de mochila en la espalda y caminar unos 400 metros para llegar a inmigración. En cada paso sentía que explotaría o me desmayaría, así que sólo….respiraba…. Inhalando profuuundo y en calma, en cada paso… Ya pasará…

IMG_0566Cruzamos la frontera y de inmediato aparecen unos carros atendidos por mujeres morenas y arrugadas como pasas, con sus largas trenzas negras y esas faldas amplias, muy amplias. Ahí venden de todo: frutas, yogurth, galletas, patas de gallina, y cosas que ni supe qué eran porque yo solo quería subir a un bus y dormir. Luego, todo era verde y a ras de suelo.

Llegamos a La Paz 12 horas después de salir de Arica. La Paz es una mezcla entre el Puerto de Valparaíso y Santiago de los años ’80. Es una ciudad inmensa metida entre cerros a los casi 4000 msnm. Todo es en calles de adoquines, hacia arriba o hacia abajo. Una vez en el terminal, nos fuimos con los dos chilenos que tocaban cuecas y con una niña que viajaba sola. Entre los cinco pagamos un taxi que nos dejó en el centro donde encontramos el Hostal El Carretero.

La primera comida en Bolivia fue en un restaurant hindú. Por 30 Bs (2400 CLP/ USD 5) tuvimos un menú con sopa, plato principal y postre ¡Delicioso! Para después recorrer el famoso Paseo de las Brujas donde además de artesanía, venden todo tipo de amuletos y conjuros. Lo impactante, los canastos llenos de fetos de llamas. Es muy común y se usa para varias cosas. Es costumbre heredada por las civilizaciones antiguas. Deben tener en cuenta que Bolivia es un país con mucha presencia indígena, hoy en día tiene incluso un gobierno indígena, y es bastante común toparse con un par de ritos en la vida diaria, especialmente al alejarse de la capital. Una de las prácticas comunes al construir una vivienda es que antes de comenzar entierran un feto de llama para alejar a los malos espíritus; sin embargo, el Paseo de las Brujas es más conocido por el rumor que en ese lugar es posible encontrar todo tipo de drogas como Ayahuasca, San Pedro, Cannabis y hasta coca, que según me dijeron, era la más blanca y brillante del mundo. No gracias, too much para mí.

En ese sector se encuentra la Iglesia San Francisco. Lo interesante, a mi gusto, es la evidencia de la arquitectura barroca mezclada con un sinfín de detalles indígenas que permiten entender un poco la vida de entonces, seguramente regida por los españoles pero con gran influencia de quienes ya habitaban esas tierras.

Al día siguiente, partimos con la Fran a Copacabana. Nuestra intención era cruzar a la Isla del Sol y dormir ahí, pero no lo logramos. La última embarcación que cruzaba por el Titicaca salía a las 13.30 hrs y nosotras llegamos a las 15.00 hrs.

Copacabana es lindo, pequeño, tranquilo. En una sola calle esta la mayoría de los hostales, bares y restaurantes.  Por 30 Bs (2400 CLP) Nos quedamos en una pieza doble con baño privado y tv cable. Como tuvimos que quedarnos en el pueblo, salimos a recorrer las calles y visitamos la Iglesia levantada a la Virgen de Copacabana.

IMG_0821

Caso anecdótico fueron tres niños que se me acercaron a pedir algo que nunca entendí, sólo sé que la Virgencita bendeciría a mi familia o algo así, y en mi insistencia de que me hablaran más claro y más lento para poder entenderlos, finalmente recibí un: ¿Es que Usted no habla español? ¡¿Habla inglés??! Aahhh definitivamente, a veces, me costó entender el idioma boliviano ¿Será que estoy demasiado acostumbrada al imperfecto chileno?

Saliendo de la Iglesia se nos acerca un estupendo morenazo al que agradecimos sonrientes su amabilidad al ofrecer sacarnos una fotografía. En las siguientes horas, los tres recorrimos juntos la única calle que a esa hora mantenía vida, la recorrimos una, dos, tres, cuatro, hasta unas cinco veces. Recorrimos las diferentes artesanías, cenamos y reímos a destajo junto a nuestro nuevo amigo de España quién nos contaba sobre su vida en Valparaíso, su recorrido por el camino del inca hasta llegar a Machu Pichu y sobre lo impactante del voluntariado que había terminado hace pocos días. “Allá solo hablan aymará….¿Ven estos de aqui? La mujer ni siquiera recuerda cómo se llaman sus hijos… no es importante… lo importante es ver si comerán ese día.  Y esto es aquí, a unas horas de Copacabana”.

Al día siguiente nosotras cruzaríamos a las 8.30 hrs a Isla del Sol. Quedamos de reunirnos los tres a las 8.15 en el muelle. A las 8.30 nuestro nuevo amigo no llegaba y subimos a la lancha. En el mismo instante que partíamos lo vimos llegar corriendo para alcanzar alguna de las embarcaciones. Se subió tres lanchas más allá y no volvimos a vernos.

IMG_0856

IMAGENES DE BOLIVIA- La Paz/Copacabana

Anuncios